25.7.09

la venganza de la exposición de trenes

Entonces Marilina me dice de ir a una expo de anime. Marilina diciéndome de ir a una expo de anime? alguna data debía tener, tipo que lo organizaba alguien que conocía, o que había algun evento particularmente destacable. Pero no. Y como tenía fiaca de ir a una reunión a la tarde, y como nos llevaba en auto, y como tenía cámara y sarcasmo, fuimos con ella y Coti para allá. Ya de por sí era en una escuela en vez de en un coso de eventos. Eso era raro. Pero ellas tenian mapa y parecía que era grande el lugar.
Acá tengo que aclarar que en mi adolescencia era muy nerd de anime y me gustaba mucho, pero crecí y me di cuenta que era un boludo. De todos modos para estar a tono pensé en ir con la remera de evangelion que me había traido papá de Italia hace unos 10 años. Y todavía me queda re grande. Es un capo eligiendo talles.
Y entonces llegamos y la entrada salía muy cara, y ni siquiera se por qué la pagué sobre todo estando corto de efectivo hasta que cobre. Pero lo hicimos. Había que dejar las armas en la puerta. Sí, las armas, porque había mucho cosplay y los ñoños iban con armas de cartón, plástico y madera. Triste y gracioso.
Y entramos y había gente ahi en el pasillo, pero lo asombroso fue cuando salimos al patio y fue como WOW, muchos nerds. Lo notorio es que si hacías un paneo general, salvo alguna excepción y gente disfrazada, el vestuario general era negro. Oh, la adolescencia oscura. Era muy gracioso ver los trajes malos, y que van disfrazados recontra sabiendo que les van a sacar fotos. Es mas, es una forma de llamar la atención. Y entonces ya todos se ponen en pose hasta con el que les quiere sacar una foto con el celular. A esa altura, y habíamos entrado hace 5 minutos, ya nos queríamos matar. Chicas lindas podía llegar a haber (muy pocas), pero que ellas se olvidaran de ver un chico lindo. Y entonces tratamos de ponerle onda y ver que vendían, y el lugar lleno de pins de todos los tamaños, y los llaveros, y los muñecos. Y para jugar a la wii. Yo quería jugar a la wii.
Pasamos a la otra sección y las chicas no tardaron en notar el vaho (en este momento acabo de aprender como se escribe esa palabra). Obvio. Son nerds, son adolescentes, se pasan el día en su casa mirando anime o en internet. Aseo no es algo que este muy entre sus tareas cotidianas. Y miramos revistas, libros de esos caros y lindos dolorosos de comprar. Vimos cantar muy mal a unas chicas disfrazadas. Vimos a una sailor moon gorda con anteojos a la que quise sacarle una foto pero me iba a sentir mal conmigo mismo. Es mas, tenía la cámara pero estábamos tan enculados que si saqué 10 fotos es mucho. Y tocó ir arriba. El olor a sudor humano creció. Y se mezcló con olor a maquillaje, y ramen. No era una buena combinacion que digamos. Enfermitos jugando al pumpitup y similares. Fanzines. Lugar para cambiarse los que tenian disfraces (ese lugar era el que mas me tentaba para sacar fotos, pero habia alguien en la puerta y no daba). Gente dibujando manga. Algo curioso es que había mucha gente bizca. Un cuarto que tenía ganas de ver desde que leí el cartel abajo: salón ambientado de Harry Potter. Había hojas verdes de papel en la entrada, como tapando, y como que parezca algo mas místico (?). Entramos y era una tristeza. No había tal ambientación, solo muchas mesas y muchos nerds y una chica que nos echó porque dijo que ya no entraba mas gente. Coti dice que vió a un par peleándose chocando varitas. Y no estoy seguro de si había algo más, o si decidí olvidarlo. Casi que huimos de ahí por un lado, y por otro lado habíamos pagado 25pe para esa mierda y como que si nos íbamos demasiado pronto, era tirarlos. Pero no daba para quedarse más. Y así es como no volveremos ir a una de esas en nuestra vida. Y encima salimos tan temprano que no tuve excusa para no ir a la reunión.
Convenciones eran las de antes, como fantabaires, que íbamos con kev cuando teníamos 13 y eramos mucho más ñoños.
Todo esto está íntimamente relacionado con el incidente de la exposición de trenes, hace casi exactamente un año.
Todavía tengo $15 a favor para hacer gastar a Marilina en una exposición chota. Pero tratemos que las que vienen no sean chotas.

pd: ahora que lo releo, no parece tan terrible si te gusta el género, pero en realidad lo que hacía que te quisieras matar era la decadencia y precariedad del asunto. En estas exposiciones siempre hay este tipo de cosas, pero esta vez era muy trash todo. En un momento mientras pasábamos por el patio principal escuché un pibe diciendo 'si ven esto los de Brasil (los organizadores originales del evento) se quieren matar'.



El niño disfrazado que comía ramen en una silla.

3 comentarios:

Random is not whatever dijo...

NOO!
¿Cómo que no le sacaste fotos a Sailor moon gordita?
Yo tendría que ir a un lugar así, todo lo que leí es demasiado gracioso.
Interesante lo de los bizcos.
Y te echó, no te hecho. (¡!)
Besous

SrKaito dijo...

Listo, ahí lo corregí, Carolina.. una vez que me equivoco y no me la dejás pasar, eh.

Random is not whatever dijo...

Me pasa por concentrarme tanto al leerte.
Soy una buena lectora, ¿entendes?
Besos ju ju an an.
Pronto hablamos vía msn.