18.3.07

silver sea and the broken flowers


No te creo que no te hayas puesto ahí para que te saque una foto.


En este momento no hay nada que me gustaría estar haciendo mas que estar en mar del plata terminando el festival y viendo gente, pero el dinero dijo que no.
Un día antes de irme a mar del plata me encontré viendo Broken Flowers, no se porqué, pero me dieron demasiadas ganas de verla. Y ahora es cuando me doy cuenta que eso que hizo Bill Murray es lo que hice. Lo hice impulsivamente y con muchas razones y ninguna a la vez. Salir de la vida rutinaria, escaparme un poco de lo de siempre para buscar algo que me tiene obsesionado, y resultando casi inesperadamente divertido en el medio. Muy divertido.
Estaba el escaparme, estaba el mostrarle a john, estaba el ver muchas películas y estaba la razón escondida: ver si en el espacio reducido lleno de gente de imagen y sonido me la cruzaba. Y todo eso se cumplió: las primeras tres, fabulosas, la cuarta, desastrosa. Mil veces pensé en que hacer si me la volvía a cruzar, y lo único que me salió hacer cuando la ví parandose de su butaca despues de ver koreanos que se cortan partes, es entrar en pánico y hacer que no la ví (cuando ella sí me vió y creo que ahora la asusto). Soy tan estúpidamente tímido.
El kamikazismo de ir a ver películas que uno no conoce resultó ser emocionante. 2 películas seguidas, 3 películas seguidas con horarios superpuestos de las que no teniamos idea que esperar, fabuloso. Y ninguna decepcionó.
Pensé que no me iba a gustar nada mar del plata y todo lo contrario, me gustó mucho. Igual fue en contexto de ir en marzo casi sin gente, lleno de adolescentes que facilmente se podía reconocer que venían al festival, lleno de gente de la carrera y un maratón de películas que en mi casa ni me hubiese puesto a ver.
Y un casino, y perros vagabundos everywhere, y una playa de noche, y la rambla completamente vacía, y amigos, y música nueva, y una charla de los de aardman que valió mas de lo que pagué en ir hasta allá.

... y volverme con las flores rotas.




Team Zissou



El mar me puso feliz, me dijeron



Sea people



El negro varado con la valija en la playa, a lo lost; el señor que mira mar del plata



Paisajismo



Y los mejores amigos de un niño con problemitas

3 comentarios:

Olimpia dijo...

No te preocupes ya vendrán tiempos mejores para vos y para la chica de bufanda roja, mientras tanto podés dedicarte a frecuentar los Casinos de Baires, como dice el dicho, quizás es tu momento de suerte en el juego, no lo dejes pasar; yo si querés me sumo a tu causa como muestra de compañerismo.

SrKaito dijo...

Hasta que no dijiste lo de la bufanda roja no relacione la chica de la foto con la chica que buscaba.
Que cruel el destino que me mostró una chica con bufanda sumamente intrigante a orillas del mar y a orillas del cine.
Por otro lado, vamo al casino, aunque sea al menos para alimentar tu adicción al juego...

Olimpia dijo...

Primero: gracias por la foto, salimos mal, pero igual fue un gesto tierno.
Segundo: perdón, mi intención nunca fue crearte una cruel confusión, al contrario, quería darte unas palmaditas amistosas en la espalda nomás, veo que no resultó, mis más sinceras disculpas.
Por último: soy testigo de que te brillaban los ojos al ver cómo giraba la ruleta....