13.6.05

Estoy empezando a pensar que antes de los años... 40 o 50, digamos, no existía tal cosa como la habilidad de sentir si hacía frío o calor al salir de la propia casa. Si no es así no entiendo, realmente no entiendo que mi abuela (y las abuelas) sigan diciendo que nos abriguemos cuando sale porque hace frío. O sea... como que uno se da cuenta y puede volver a abrigarse antes de salir, o de ultimas fijarse en el balcón... pero esas redundancias de abuelas ya me estan empezando a cansar. Bastante.

3 comentarios:

manol dijo...

el problema, yo creo, es que las abuelas nos piensan extremadamente vulnerables. piensan que seguimos siendo aquellos organismos débiles e indefensos que fuimos cuando nos conocieron por primera vez, y que cualquier cosa puededestruirnos. Pero en parte es una negación de que son ellas/os las vulnerables y las que se vana morir más pronto. Es una forma de negar el paso del tiempo, de negar la inefabilidad de la muerte. Algunas madres tienen un problema similar. es muy triste... y nosotros haremos lo mismo.

Anónimo dijo...

yeap...




(ah! como zafaste de ir a Avellaneda eh...)

deray.

cronopio dijo...

y bueno, pero ellas te quieren ahorrar ese trabajo de fijarte.
desagradecido.