3.11.13

damon, graham, el premetro y la espera



Cosas de ayer de Blur:

Fuimos en premetro. Nunca había viajado en premetro y suponía que era una cosa que no era. Básicamente es un tranvía, un tren de un vagón que va por la calle, respeta semáforos y para en estaciones (raras, algunas tenían 2 cuadras de distancia entre sí). También va por barrios medio chotos. Muy lindo. El juego de adivinar quién va a ver la banda que vas a ver, ahí adentro era muy facil, porque éramos prácticamente todos.

Ya lo sabía desde antes porque había visto un setlist de Perú, pero el recital empezó con Girls and Boys (canción que nunca me gustó mucho del todo) y fue pogo instantáneo, y fue pérdida de novia instantáneo. Desde el primer instante la perdí y no volví a verla hasta que terminó. Nunca había estado mucho en pogos amistosos (los de él mató no son amistosos) y estuvo bueno.

Fue muy emocionante, estuve todo el concierto contento. No siempre pasa eso.
Es que eran todos hits, tremendo.

Damon estaba un poco pasadito, parecía. Se comportaba un poco raro y se quedaba mirando la nada. A medida que pasó el recital se relajó y se notó que la pasó bien. En un momento, previo a coffe and tv, Graham dijo 'hello' y hubo una ovación y empezaron con el ole ole ole, graham graham. Se notó que a Damon no le gustó mucho, porque cuando estaba terminando la canción agarró la guitarra y se la quedó tocando él solo, repitiendo una y otra vez lo mismo, y ya nadie más tocaba.

Conozco muchísimas personas que fueron, no me encontré con ninguna, en absoluto.

La salida fue lo peor del mundo. Sabíamos como ir, pero no como irnos, porque en lo que fuimos ya no iba a funcionar a la salida. Yo secretamente pensaba que me iba a encontrar con algun amigo con auto que me trajera de nuevo a la ciudad. Era lejos de todo, en una zona fea, y con autopista a los costados, era imposible. Obviamente a la salida cientos de personas tratando de tomarse el mismo colectivo, que según nos dijo el del taxi que logramos tomar TRES horas después (y salió casi como una entrada), no pasaban entre las 12 y las 4am, por ende iba a ser imposible que nadie sin auto volviese antes de las 4am. Sufrí. No sabía donde estaba ni como volver, y definitivamente no se podía volver caminando de ahí. Hasta que no estuvimos en kentucky comiendo una picsa, no pude pensar en lo bueno que había estado el recital. Porque eso, estuvo buenísimo.

Y ahora en unos días vamos con Beck. Nosepuedecreer.

3 comentarios:

polonia dijo...

esto que contás se parece mucho a muchos sueños pesadillescos que tuve.
viajar en un transporte medio bizarro, perder a alguien importante en la multitud, querer volver a un lugar conocido y no poder.
un saludito

Gabriela Pignataro dijo...

nunca nos faltes
nunca nos faltes

SrKaito dijo...

sol: pero el recital estuvo muy lindo, eh
pero si, pesadillesco, las peores veces que la pasé en mi vida tienen que ver con situaciones parecidas a esta

gabicler: no, nunca