14.12.08

la delgada línea

Hoy fue la segunda reunión de un proyecto ¿secreto? que casualmente empecé a hacer con el primo de Sofi (además, profesor de 3d capo). A la primera reunión no había ido entonces no conocía a nadie, y hoy nos dividimos en las áreas en las que vamos a trabajar de ahora en más, y después de presentarnos, empezamos a charlar de cómo íbamos a trabajar y con que, y como organizarnos y etc, y mientras todos decían cosas, yo medio que no aporté mucho, pero no de mala onda, sino porque estaba de acuerdo con lo que decían y porque soy tímido. Y al final sí quise decir unas cosas de como mandarnos mails y etc y como que no me dieron mucha bola.
Y ahí es cuando me entra la duda de qué piensa la gente de mí en esos casos, porque yo no hablo por tímido, pero la gente talvez piensa que es mala onda, y ahí empiezo a pensar que me odian y eso. Ya se que soy paranoico con esas cosas, pero no se, no puedo evitar pensar que les estoy cayendo mal por no aportar cosas (cuando todavía no tengo para aportar, en realidad).

Me encanta que después de 1 año de haber cursado la materia, el profe se siga acordando de mi nombre y apellido, y de nuestro trabajo.

2 comentarios:

guillaumet dijo...

fuimos grossos!

cómo se acuerda del corto, "el del conejo q muere"?

yo creo q mientras q saludes con buena onda, el tiempo dirá

la clave está en cómo decís las pocas palabras que decís!

y si no decís nada, entonces está en cómo saludás, porq saludar tenés q saludar seguro

SrKaito dijo...

claro, cuando estaba pasando lista dice "bueno, vos sos juan.. ustedes habían hecho el del conejo, no?" y me sentí como re importante..

lo peor de todo, que justo no fue, pero en el proyecto está Dolores.. no da