11.9.08

natalia

Recién fui a buscar una cosa que compré en mercadolibre a uno de esas casas-depósito medio deprimente, y después de subir y que me abriera una vieja con mala onda, la que me atiende es idéntica a Natalie Portman, idéntica. Casi que me enamoré, excepto por un detalle: el pelo. Tenía ese pelo así de rulitos chiquititos horribles, de esos que a los afroamericanos les quedan tan bien, pero ciertamente en caucásicos no funciona. No me gustan los rulos a mí. Cuando Inés y Marilina dijeron de hacerse una permanente, fui el primero en decirles que no lo hagan (y no lo hicieron). Pero me parecen tan poco estéticos los rulos chiquitos. Y más cuando ves una mujer con rulos que sale con el pelo mojado a la calle, no da, queda horrible. En fin, era la chica mas linda del mundo, pero su pelo horrible le bajó todos los puntos. Aunque si le miraba solo la cara, la quería.

(deqita, con vos todo bien, ese tipo de rulos me caen simpáticos)

4 comentarios:

deqita dijo...

jajaja
estaba a puntod e insultarte hasta que vi el parentesis final. Igual no me voy a reprimir: PUTO.

milo dijo...

jajajr estas cosas tuyas me caen tan simpaticas
es como que es un tema recurrente el de los rulos en nuestras conversaciones
me caes bien juanelo

Polonia dijo...

me preocupa este odio tuyo a los rulos.

qué vas a hacer con nosotros? QUÉ?

SrKaito dijo...

los suyos están todo bien..
los de juan son de hombre simpaticos, y con esos está todo bien.. los tuyos es como que zafan ahi muy justo, un poco mas rulos y todo mal.. pero no, a uds los quiero