25.8.10

hippismos

En la última semana anduve MUCHO en bici, aprovechando el calor y las tareas fuera de casa, y me cansé increiblemente. Cuando me ponía mal pensando que capaz era la falta de costumbre o que me estaba volviendo viejo, me doy cuenta que la rueda de atrás estaba dobladísima y que era mas o menos como pedalear apretando el freno. Hoy, arreglada, mi vida es mucho mejor.

El hippismo del matienzo y yo, ya no somos compatibles. Me parece que nos tenemos que tomar un tiempo.

2 comentarios:

Sol dijo...

quién es el matienzo?
estás hablando del mateeeeeeeeee?

SrKaito dijo...

nop, el centro cultural hippie de la calle matienzo